Curriculum – 10 palabras que no debes usar

/, Spanish Blog/Curriculum – 10 palabras que no debes usar

Como ya hemos hablado en otros artículos, el currículum es la primera impresión que muestras al optar por un puesto en una empresa. Por ello, debe de ser perfecto, usando las palabras, tanto acordes como adecuadas, para llamar la atención del reclutador.

Ya hemos dicho que el currículum debe ser breve, por esto tiene que ser conciso, claro, directo, resaltando la información que realmente te hará destacar. Asimismo, hemos recalcado detalles como qué no debe tener errores, debe estar bien presentado, con un diseño acorde a nuestros logros, habilidades y experiencias.

Hay pormenores tan mínimos que se suelen pasar por alto. El uso de ciertas palabras, qué sin darse cuenta, puede hacer que lo desechen por completo. Igualmente, hay empresas y corporaciones que utilizan sistemas de gestión de currículum que, clasifican en orden la mayor similitud que tiene el perfil solicitado por la compañía al que menos se asemeja, usando palabras previamente programadas  por la compañía.

En un estudio de mercado se pudo comprobar que usar vocablos como trabajador, dinámico, proactivo, capaz, creativo, no tienen la popularidad en los reclutadores como realmente se cree.

Qué palabras no usar

Es muy común el uso de muletillas como por ejemplo “busco desarrollarme profesionalmente en una empresa…”, “estoy capacitado para ejercer en…” o expresiones como “aunque”, “pero”, “sin embargo”. Estas frases pueden hacer que fracases en tu objetivo de buscar trabajo. Aquí te presentamos 10 combinaciones de vocablos que no deberías nunca usas:

1.- Capaz: Se supone que si vas a optar por un cargo estas capacitado para ejercerlo. Nadie se calificaría como incapaz de realizar una tarea.

2.- Trabajador: No es que este mal decir esto, toda empresa quiere que sus empleados sean trabajadores. Sin embargo, escribir esta palabra resta posibilidades, haz referencia mejor a tus cualidades más valiosas, siendo más específico al momento de describirte.

3.- Responsable: Como las dos anteriores, esta es una palabra que describe una cualidad innata que debe tener todo postulante. Por esto, referirte a ti mismo como responsable no es lo adecuado para escribir en tu currículum. Es preferible que expliques un poco más las responsabilidades que tenías en los anteriores cargos.

4.- Solucionador de problemas: Aunque creas que poner esto podría ser bueno, produce el efecto contrario. En ella reside cierta dosis de negatividad, esta frase podría originar preguntas incomodas en la entrevista de trabajo.

5.- Innovador: Este vocablo se ha vuelto tan repetido que hace que los reclutadores no pongan tanta atención en esta palabra. Lo mejor es buscar diferentes opciones para decir lo mismo pero de distinta manera.

6.- Creativo: Ser creativo no es que sea una mala cualidad, pero describirte a ti mismo en tu currículum como un ser creativo no es un buen comienzo. Sin embargo, es una excelente cualidad para usarla en frases como: “me dedico a tareas creativas”, “me agrada emplear mi creatividad”, “me gusta trabajar con personas creativas”.

7.- Experto: Decir que eres experto es un área sin tener los soportes académicos que lo avalen no sería lo recomendable como primera impresión para una empresa. Si por lo contrario, tienes los estudios y preparación que te certifiquen como “experto”, tampoco deberías escribirlo, puesto que en tu formación y experiencia se verá reflejado.

8.- Decidido: Si estas entregando una hoja de vida es porque estas decidido a emprender un nuevo camino. Por lo que esta palabra es preferible no emplearla, a menos que sea para decir cosas como “he decidido ampliar…”.

9.- Abreviar: Es de pésimo gusto leer un texto con abreviaturas y mucho más cuando se está seleccionando personal para trabajar en una empresa. A menos que sea para decir tu dirección, que debe ser muy específica, no las uses en tu currículum

10.- Hábil: No te parece mejor que eso debe darse cuenta el reclutador al leer tu currículum, decírselo no es, en lo absoluto, lo correcto. Demuestra mejor tus habilidades describiéndolas y enganchando a la empresa con ella.

Sin embargo, existen muchas otras palabras que se han vuelto cliché entre los seleccionadores de personal como:

  • Motivado
  • Proactivo
  • Apasionado
  • Amplia experiencia
  • Estratégico
  • Organizacional
  • Objetivo
  • Habilidades de comunicación
  • Escalable
  • Información familiar

Igualmente, hablar del salario o hacer referencia a tus aspiraciones económicas en el currículum no es lo más recomendable.

Para evitar estas palabras en tu currículo puedes sustituirlas usando frases que expresen mejor las perspectivas profesionales, la responsabilidad, los deseos por progresar en el ámbito laboral.

La revista Forbe advierte que frases y vocablos como “trabajo en equipo”, “trabajo duro”, “líder” o “proactivo” te convierten en un ser vil y arrogante. Sobrevalorarte o hacer una declaración exacerbada de buenas intenciones es una estrategia que te hace un márketing penoso.

Por otra parte, la revista aconseja que utilizar verbos en pasado que transmitan ambición de superación. Escribir en tu currículo palabras como “mejoré”, “aprendí”, “avancé”, “negocié” o “voluntariamente”, “ideas” y “beneficios”, se interpretarán como ganas de aprender y de crecer, y que no están guiadas por el pecado de soberbia ni por la dura competencia.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.