Lo bueno, lo malo y lo que no cuentan del freelancing remoto

/, Consejos, Lifestyle, Spanish Blog/Lo bueno, lo malo y lo que no cuentan del freelancing remoto

Esta palabra está muy de moda y cada vez más personas se inician como freelancers. Pero sabes ¿Qué es un freelancer? La palabra proviene de los inicios del siglo 18 en donde contaban historias de la edad media y se traduce literalmente como Free=libre y Lance=lanza, dicho esto se trataba de mercenarios que no pertenecían a algún bando, se inclinaban a la persona que pagara mejor por sus servicios. Ellos eran sus propios dueños y trabajaban de forma independiente.

Aplicado a la actualidad se trata de personas que se auto emplean y son contratadas para trabajar para diferentes empresas por periodos de tiempo. En este artículo, definimos lo bueno, lo malo y lo que no cuentan sobre freelancing remoto.

Lo bueno

    No debes gastar dinero en transporte público o gasolina.

    No debes levantarte tan temprano. Aunque lo recomendable es tener un horario de trabajo establecido no es necesario que te levantes te bañes te arregles y salgas corriendo, probablemente puedas conseguir 1 hora más de sueño.

    Puedes pasar más tiempo con tus amigos y familiares si organizas bien tus tiempos de trabajo.

    Puedes ahorrar dinero al no salir a comer y hasta puedes comer más saludable.

    No pierdes tiempo atorado en el tráfico.

    Puedes trabajar desde cualquier lugar del mundo.

  • Al ser tu propio jefe puedes organizar tus tiempo de la manera que mejor te convenga.

Lo malo

   Las relaciones, los contactos y dependiendo que tan dinámico seas son características cruciales para encontrar trabajo.

  Debes ser muy proactivo para encontrar constantes oportunidades de trabajo duraderas.

  Cuando decides trabajar como freelancer no hay lugar al “aprendo sobre la marcha”, eres contratado por tus habilidades y conocimientos que ya tienes.

  Ya que su popularidad va en aumento cada vez es más la competencia en el mercado y debes especializarte cada vez más.

  El inglés se ha vuelto básico para la mayoría de los contratistas globales, debes tener un buen nivel de inglés.

  Sin una buena conexión a internet puede ser frustrante tratar de completar proyectos en tiempo. Te puede hacer quedar mal con clientes y hasta perder relaciones y contactos.

Lo que no cuentan

      El freelancing no es para todos, muchas personas trabajan mejor bajo la dirección de un jefe y con un equipo de trabajo presencial. Antes de dejarlo todo por el freelancing remoto prueba por algunos meses con proyectos independientes.

      Debes tener en regla tus impuestos y pago de un seguro de vida. Generalmente cuando eres contratado por una empresa ellos se hacen cargo de todos estos pagos y trámites, es muy posible que estés acostumbrado a no tener que hacerlo.

      Si cuentas con más de un proyecto al mismo tiempo lo más probable es que todos tus contratistas quieran que trabajes para ellos como si fueran tu único contrato. Lo que recomendamos es ser paciente y organizado, siempre mantén una comunicación abierta con tus contratistas acerca de tus tiempos y si desean más horas hasta un posible cambio de contrato.

     La capacitación y especialización nunca terminan, debes estar constantemente enterado de lo último en tu área.

Si estás interesado en comenzar a trabajar desde casa revisa nuestras vacantes y aplica. ¿Qué opinas es lo bueno, lo malo y lo que no cuentan del trabajo remoto como freelancer? Cuéntanos en los comentarios.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.