¿Qué hago con los periodos inactivos de mi CV?

/, Entrevistas, Spanish Blog/¿Qué hago con los periodos inactivos de mi CV?

Suele ocurrir que tras ciertas circunstancias pasamos largos periodos de tiempo sin un empleo propiamente dicho, lo que nos afecta gravemente a la hora de redactar nuestro currículo vitae. Pero, ¿qué hacer con esto?, ¿cómo disimularlo?, ¿qué tanto lo tomarán en cuenta? son algunas de las interrogantes que nos hacemos cuando algo así nos acontece.

Esta situación no debería preocuparte, si sabes aprovechar la inactividad laboral a tu favor ésta podría convertirse en un punto positivo en tu entrevista laboral. Aunque no lo creas normal, este periodo de inactividad suelen pasarlo muchas personas, sobre todo las mujeres después del matrimonio o del embarazo.

Igualmente, hay hombre que por diversas razones les fue necesario dejar de trabajar durante un tiempo. Por consiguiente, a la hora de ser entrevistado tienes que demostrar que en el periodo inactivo aprendiste y desarrollaste nuevas habilidades.

Un truco importante para no mentir, y así disimular estos periodos de tiempo sin empleo, es utilizar un modelo de currículo distinto al cronológico. El funcional resulta excelente para exaltar habilidades, competencias y logros en otras áreas, podrías omitir fechas que luego alegarás en la entrevista.

Por parte del reclutador, una de las principales preocupaciones al ver largos periodos de inactividad laboral es la desactualización de las tendencias en los mercados. Por esto, tu principal reto es tranquilizar al entrevistador con respecto a las razones de tu ausencia en el campo profesional y convencerlo que eres la persona ideal para el puesto.

Por ejemplo, podrías comentarle al entrevistador que has usado este tiempo para marcarte un objetivo en cuanto a tu trayectoria profesional y buscas la empresa más adecuada para tus conocimientos.

Este estilo de respuesta te dejará bien parado ante cualquier reclutador. Ya que, darás a entender que no solo buscas un empleo por la rentabilidad económica sino también como medio de crecimiento personal.

Como al enfrentarte a una entrevista de trabajo lo que buscas es venderte, recuerda que cada fracaso podría convertirse en un gran éxito, ayuda a aprender para pasar a otra etapa.

De hecho, si el periodo que llevas inactivo es menor a seis meses no tienes mucho de qué preocuparte. Estos periodos suelen ser explicados fácilmente y los entrevistadores no lo toman como de gran interés.

Complementos

Si llevas mucho tiempo sin trabajar, es recomendable hacer algún tipo de formación, participar en algún proyecto u obra social. De esta manera, demostrarás que eres una persona activa y que le gusta implicarse en diferentes áreas de su entorno. Entre lo que puedes realizar mientras no consigues el empleo que deseas ésta:

  • Amplia tus conocimientos con algún idioma: las empresas cada vez buscan más perfiles profesionales que dominen otros idiomas, como nosotros, el inglés.
  • Especializaciones profesionales: en el actual mercado laboral, las especializaciones en áreas concretas que se adapten a un área de tu profesión, hará diferenciarte de otros candidatos.
  • Versatilidad: si muestras diferentes capacidades se te permitirá contar con más opciones para conseguir un empleo. Muéstrate activo, pese a no tener un trabajo fijo, y darás valor agregado a tu profesión.

Jonathan Mazzocchi, gestor general de la división de cuentas y finanzas en la compañía de reclutamiento Winter, Wyman & Co. en Nueva York indica que más que importarle al reclutador la falta de inactividad laboral, esta le afecta al que solicita el empleo.

Para Mazzocchi estar sin empleo por cualquier periodo “puede hacer sentir, al solicitante, que son menos capaces, porque están desconectados del campo laboral”.  Del mismo modo, afirma que los empleadores muestran preferencia por alguien empleado, ya que estos “son un valor más atractivo”.

Otra técnica que sirve para suplir los largos periodos de inactividad, es realizar una carta de presentación. De una manera muy breve vas a darte a conocer por tu formación y habilidades. Puedes incluir iniciativas a largo plazo que indicarán que tus planes te comprometen con el tiempo.

En definitiva, no te aterres por tener periodos de inactividad en tu currículo, crece en otras áreas de formación fortaleciendo destrezas que puedas emplear en tu vida profesional. Al momento de ser entrevistado, recuerda ser sincero, y venderte bien.

Evita responder de forma evasiva y despreocupada cuando te pregunten por tu inactividad. Respuesta como “he estado descansando” o “no he hecho nada”, no dará una buena impresión de ti. Para las empresas es de suma importancia la forma optimista en que los candidatos a un cargo se expresan.

No te desesperes porque siga pasando el tiempo y no consigues la oferta laboral más apropiada para ti. Desarróllate y amplia tus conocimientos en otras temáticas. Así como también, mantén el contacto con amigos y familiares, ellos suelen ser un buen portal para conseguir oportunidades laborales.

Igualmente, no te obsesiones con la búsqueda de un empleo, es recomendable que un desempleado también disfrute de tiempo de descanso y distracción, en muchos casos la inactividad laboral puede causar fuertes casos de depresión y debemos evitarlo.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.